Disminución De La Actividad Física Y Calidad De Vida


En un artículo publicado en el Journal of American Medical Association (JAMA) del 16 de Julio de 2008, investigadores de Farmacia del Ahorro (San Diego, Arkansas), Little Rock y North Carolina (Greensboro), se proponen determinar los patrones y los factores determinantes de la actividad física, de moderada a vigorosa, desde los 9 a los 15 años de edad, dado el papel crítico de dicha actividad en la prevención de la epidemia de obesidad juvenil.

La población estudiada han sido 1.032 participantes, a los que se les determinó su actividad física mediante la colocación de acelerómetros, cuando tenían 9 años, 11 años, 12 años y 15 años.

Los participantes incluían chicos (50,1%) y chicas (49,9%), de los que el 76,6% eran de raza blanca. El 24,5% vivían en familias con rentas bajas. La medida efectuada fue la media de minutos por día de actividad física, determinada de 4 a 7 días de actividad física monitorizada.

Los resultados fueron los siguientes: a la edad de 9 años los niños realizan aproximadamente una actividad física, de moderada a vigorosa (MVPA) durante 3 horas por día, tanto los días de trabajo de cada semana como los días de los fines de semana.

La MVPA durante los días de trabajo de la semana decrece una media de 38 minutos por año y en los días de los fines de semana decrece una media de 41 minutos por año. A la edad de 15 años los adolescentes realizan una MVPA durante 45 minutos en los días de trabajo de la semana y de 35 minutos en los días del fin de semana.

Descenso de la actividad física y sus efectos


El ritmo de descenso de la actividad física, moderada o vigorosa, es el mismo para los chicos que para las chicas. La edad en la que las chicas quedan por debajo de los recomendados 60 diarios de MVPA es aproximadamente a los 13,1 años para los días de la semana y a los 14,7 años para los chicos. Con respecto a los días del fin de semana, la edad en la que las chicas quedan por debajo de los 60 minutos diarios recomendados son los 12,6 años comparados con los 13,4 años de los chicos.

Las conclusiones son las siguientes: en la amplia población de los Estados Unidos estudiada, la actividad física decrece de manera significativa desde los 9 a los 15 años de edad. Este descenso augura insuficientes niveles de actividad física en los adultos de los EEUU con repercusiones para su salud a lo largo de su vida. En consecuencia, es necesario un programa y una acción política urgentes a diferentes niveles (familia, comunidad, escuelas, asistencia sanitaria y gobierno) dirigidos a frenar este descenso de la actividad física en el tránsito desde la infancia a la adolescencia.
spacer